馃敶 >> Vitalik Buterin y la IA: 驴una visi贸n apocal铆ptica o realista?

馃敶 >> Vitalik Buterin y la IA: 驴una visi贸n apocal铆ptica o realista?

En una entrevista, Vitalik Buterin, el cofundador de Ethereum, expresó su preocupación por la posibilidad de que la IA superara a los humanos como la especie dominante en el planeta. Según él, la IA podría desarrollar una voluntad propia y actuar en contra de nuestros intereses.

Vitalik Buterin es uno de los creadores de Ethereum. Pero además de ser un ducho de la tecnología, también es un apasionado de la IA y sus implicaciones.

Pero, ¿qué podemos hacer para evitar este escenario? Buterin propone dos posibles soluciones: una es crear una IA alineada con nuestros valores y objetivos, y la otra es fusionarnos con la IA y mejorar nuestras capacidades. Buterin sugirió integrar interfaces cerebro-ordenador (BCI) para ofrecer a los humanos más regulate sobre potentes formas de computación y cognición basadas en IA. Sin embargo, reconoce que ambas opciones son muy difíciles y complejas.

Futuro de IA: ¿Idealismo o pragmatismo?
Ahora bien, ¿qué haríamos sin la tecnología? Seguramente estaríamos todavía cazando mamuts con lanzas de piedra, o escribiendo cartas con plumas de ave, o viajando en carretas tiradas por caballos. La tecnología nos ha permitido avanzar como especie, lograr objetivos que antes eran impensables, y mejorar nuestra calidad de vida. Pero, ¿a qué precio?

La tecnología también nos ha vuelto más exigentes, más ambiciosos, más dependientes. Ya no nos conformamos con lo que tenemos, sino que queremos más y más. Queremos ir más rápido, más lejos, más alto. Queremos saber más, comunicarnos más, entretenernos más. Y para eso, necesitamos más tecnología. Más dispositivos, más aplicaciones, más redes. Más cables, más baterías, más pantallas.

Así, la tecnología se convierte en una necesidad, no en una opción. Sin ella, nos sentimos impotentes, aislados, aburridos. En cierto sentido, dependemos de la tecnología. Es decir, somos sus amos. Pero también somos sus esclavos. ¿No es irónico que la herramienta que nos ha liberado, también nos haya encadenado?

¿Qué pasaría si un día, por ejemplo, decidimos no usar las redes sociales? Seguramente nos sentiríamos más libres, más tranquilos, más auténticos. No tendríamos que estar pendientes de lo que hacen los demás, de lo que opinan los demás, de lo que esperan los demás. No tendríamos que estar actualizando nuestro perfil, subiendo fotos, compartiendo enlaces. No tendríamos que estar expuestos a la publicidad, a las noticias falsas, a los trolls. Seríamos más felices, ¿no?

Pero, ¿qué pasa con los que sí usan las redes sociales? Ellos son la mayoría, y forman parte de un mundo al que nosotros no pertenecemos. Ellos se comunican, se informan, se divierten, se relacionan, a través de las redes sociales. Ellos tienen acceso a una gran cantidad de información, de oportunidades, de contactos, que nosotros no tenemos. Ellos están conectados, actualizados, integrados. Y nosotros, no.

Latinoamérica: menos pobreza, más ingreso, pero también más desigualdad
Así, el no usar las redes sociales nos pone en desventaja. Nos aísla, nos excluye, nos margina. Nos quita poder.

AI es la capacidad de las máquinas de aprender, razonar y crear de forma inteligente. Es como tener un amigo muy listo que te ayuda en todo lo que necesitas.

Pero AI no solo sirve para entretenerte o facilitarte la vida. También es una herramienta principal para el trabajo y el desarrollo profesional. Con AI puedes analizar datos, optimizar procesos, resolver problemas y generar solutions. Es como tener un colega muy eficiente que te hace el trabajo más fácil y rápido.

¿Y qué pasa si no usas AI? Pues te quedas atrás, amigo. En un mundo cada vez más competitivo, los que usan AI tienen una ventaja in point of fact in depth sobre los que no. Y eso puede representar una pérdida laboral, profesional y económica. Es como perder el tren que te lleva al éxito y quedarte en la estación viendo cómo se aleja.

¿Qué piensa Vitalik Buterin sobre el futuro de la inteligencia synthetic? ¿Es un tecnooptimista que cree que la IA nos traerá un mundo mejor, o es un antitecnología que teme que la IA nos destruya? ¿O quizás es algo intermedio, un sensato que reconoce los beneficios y los riesgos de la IA?

Pues resulta que Vitalik es más bien lo último. En un tuit, Vitalik dijo que su postura consiste en que hay múltiples caminos posibles para el desarrollo de la IA, y que todos tienen algo bueno y algo malo. Por ejemplo, uno de los caminos podría ser el de la IA alineada, que consiste en crear una IA que comparta nuestros valores y objetivos. Esto podría ser muy beneficioso, ya que la IA podría ayudarnos a resolver muchos problemas. Pero también podría ser muy peligroso, ya que la IA podría interpretar nuestros valores y objetivos de forma distorsionada o manipularnos para conseguirlos.

Otro camino podría ser el de la IA diversa, que consiste en crear una IA que tenga sus propios valores y objetivos, diferentes a los nuestros. Esto podría ser muy interesante, ya que la IA podría aportarnos nuevas perspectivas y conocimientos. Pero también podría ser muy conflictivo, ya que la IA podría competir con nosotros por los recursos o atacarnos si considera que somos una amenaza.

Ciberseguridad cripto: el caso de Poloniex y sus implicaciones
Y así sucesivamente, hay otros caminos como el de la IA limitada, el de la IA cooperativa, el de la IA híbrida, and heaps others. Todos ellos tienen sus ventajas y sus desventajas, y ninguno es perfecto. Lo que sí sabe es que el futuro de la IA será muy complejo y desafiante, y que tendremos que estar preparados para adaptarnos y aprender.

Me parece muy interesante la opinión de Vitalik sobre el futuro de la IA. No ha tomado en este caso una postura tecnooptimista, pero tampoco ha tomado una actitud antitecnología. En mi opinión, ha tomado una actitud muy sensata, lo que no es muy común en el mundo de hoy. Estoy de acuerdo con él en que hay múltiples caminos posibles y todos tienen algo bueno y algo malo. Todos los caminos tendrán sus beneficios y sus costos. Perderemos algo. Ganaremos algo. Los cambios vendrán. Y muchas cosas tendremos que sacrificar en ese mundo nuevo que seguramente tendrá elementos utópicos y distópicos al mismo tiempo. ¿La IA puede superar a los humanos como “especie dominante”? Sí, esa es una de las posibilidades. 

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto complete invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.

Peep mas…