馃敶 >> Mi primer flip cambi贸 por completo mi opini贸n sobre los plegables: 茅ste ha tenido la culpa

馃敶 >> Mi primer flip cambi贸 por completo mi opini贸n sobre los plegables: 茅ste ha tenido la culpa

Están de moda por más que no sean mayoritarios en la calle, comienzan a convertirse en aspiracionales más allá de lo curiosos que resultan a la vista: los móviles plegables son ya el presente. Con dos tipos claramente diferenciados, los fold y los flip, yo había renegado siempre de los segundos: no consideraba que ofreciesen una experiencia de smartphone tanto estando plegados como sin plegar. Y el OPPO Bring collectively N2 Flip vino para revolverme todos esos prejuicios.

Los móviles plegables me despiertan ciertas dudas, incluso aunque me dejen buenas impresiones tras los análisis. Demasiado caros, más gruesos de lo habitual, no termino de sacarle jugo a la pantalla grande inner. Todos los móviles de pantalla flexible que cayeron en mis manos fueron de tipo fold, aquellos que pasan de ser un móvil a una especie de tablet. Pese a que tuve tomas de contacto con los flip, no había analizado ninguno en profundidad. Tocaba remediarlo.

Cómodo plegado y útil cuando se despliega

¿Responder un mensaje de Telegram desde la pantalla exterior? Por supuesto

No puedo negar lo evidente: los plegables tipo flip son realmente cómodos en su formato plegado; no en vano reducen su altura a la mitad. Sí, es verdad que duplican el grosor y que esto puede molestar al llevarlos en los bolsillos, sobre todo si los pantalones son ajustados, pero siempre serán mucho más cómodos que un fold. Puedo dar fe, que he llevado ambos.

La mayor utilidad de un plegable tipo flip es la comodidad de transporte y que, pese a ser reducido en dimensiones, consigue transformarse en un smartphone «traditional» cuando se actúa sobre su bisagra para desplegar las dos piezas del teléfono. Una vez desplegado no hay más pegas que el tacto algo plástico de la pantalla y la cresta del pliegue; que será más o menos pronunciada según el modelo, siempre con la molestia al tacto que conlleva pasar el dedo por la zona.

El OPPO Bring collectively N2 Flip cumple con los estándares del formato: cómodo plegado y útil al desplegarse, sus 6,8 pulgadas de diagonal permiten que el soporte multimedia sea completo y de calidad. Esto también se aplica a la pantalla exterior, aunque con las lógicas molestias de su menor diagonal (3,26 pulgadas).

Puestos a elegir un móvil plegable, mi recomendación solía virar a los fold por no tener la obligación de desplegarlos para darles uso. Los flip son atractivos, despiertan interés y suelen dejar sin palabras cuando se despliegan, pero plegados ofrecen nula utilidad. U ofrecían, que este inconveniente va revirtiéndose.

Así sí: cuando la pantalla exterior es realmente útil

Confieso que mis primeros días con el OPPO Bring collectively N2 Flip tampoco fueron los mejores, precisamente por la pantalla exterior: pese a que la posición y el ratio corresponden al panel de un smartphone más o menos «traditional», la pantalla no mostraba más que una escueta selección de widgets. Muy escueta. Y bastante inútil, en mi opinión.

Es verdad que los plegables tipo flip son bastante cómodos de llevar, pero no deberían remarcar ese aspecto como único argumento de venta; sobre todo cuando el coste sobre un smartphone no plegable acostumbra a ser mucho más alto. Y la actualización a ColorOS 14 hizo que cambiara mi opinión por completo, ya que OPPO aprovechó por mejorar el uso del Bring collectively N2 Flip también cuando está plegado a la mitad.

¿Glimpse y redactar emails? También

Con la inclusión de los nuevos widgets, y de la interfaz de navegación the same a la de un smartphone corriente, se me hizo muy cómodo usar el teléfono sin tener que desplegarlo. Leo mis notificaciones importantes, puedo responder los mensajes de Telegram directamente desde la pantalla externa y hasta consultar mis menciones de Twitter X. Sin desplegar el móvil, me parece brutal.

Siempre había esquivado los flip por la escasa utilidad que ofrecían cuando estaban plegados: creo que un plegable debe mantener el uso básico de smartphone en sus dos estados de funcionamiento. Y OPPO ha dado el paso correcto, también Samsung apuntó en la misma dirección con el Samsung Galaxy Z Flip5; por más que para responder mensajería o consultar las aplicaciones se requiera realizar un proceso de configuración. Incluso Motorola supo entenderlo con su Motorola Razr 40 Extremely.

Aún tardaremos en ver cómo se equiparan las ventas de los smartphones plegables a las de los móviles normales, pero estoy convencido de que ese momento llegará. Y, sin lugar a dudas, la clave está en los móviles tipo flip: son los que más posibilidades tienen de popularizarse. Sobre todo si por fin eliminan la predominant barrera de la pantalla exterior: servir para mucho más que mostrar las notificaciones o el reloj.

En Xataka Android | Mejores móviles de gama súper alta: cuál comprar y modelos recomendados

Glimpse mas…